¿Quién escribe tu “destino”?

Cuando observamos que un hecho se repite en nuestra vida, hemos de ser conscientes de hasta qué punto se trata de un patrón de conducta motivado por la manera que tenemos de ver el mundo, a los dem…

Origen: ¿Quién escribe tu “destino”?

Advertisements

¿Quién escribe tu “destino”?

Cuando observamos que un hecho se repite en nuestra vida, hemos de ser conscientes de hasta qué punto se trata de un patrón de conducta motivado por la manera que tenemos de ver el mundo, a los demás, a nosotros mismos y nuestra propia existencia.
 
Revisar esto, supone analizar diferentes dimensiones de nuestra vida, relacionadas con nuestros deseos, nuestras creencias. las decisiones que tomamos y  los propios intereses.
No se trata de una labor fácil, sino de un trabajo complejo que requiere un tiempo mínimo y un máximo esfuerzo pues, supone trabajar con nuestras vivencias presentes y con el significado que les hemos dado a lo largo de nuestra existencia, por una parte, y la revisión de los significados otorgados a las circunstancias, experiencias y personas significativas de nuestra vida, por otra.
Para realizar este trabajo, necesitamos motivación, coraje, paciencia, deseo de cambio y sobre todo y en primer lugar, la aceptación de la propia responsabilidad sobre nuestra salud y nuestra vida.
Se trata, en definitiva, de re-significar (dar un significado diferente) nuestro pasado, plantearnos la base de nuestras creencias (desde las más simples a las más profundas) y ser conscientes de los valores desde los que partimos y mediante los que decidimos sobre cualquier asunto en nuestra vida.
Es muy importante, entonces, el reconocer la propia responsabilidad sobre nuestro “destino” y el permitirnos descubrir nuestras capacidades y, cómo esto depende de la verdadera voluntad de querer asumir la dirección de nuestras circunstancias, iniciando los cambios necesarios, descubriendo los propios recursos y desarrollando habilidades o renunciando a quienes creemos que somos. Esto nos conducirá, irremediablemente a poder decidir sobre lo que queremos y sabemos que podemos llegar a ser.
María del Mar Tercero.
Psicóloga.

Nunca es tarde para realizar tus sueños…

images1
He creado este blog para las personas que, al igual que yo, creen tener algo que aportar a este mundo, para los soñadores, para los que, en algún rincón de su ser, aún siguen creyendo que es posible realizar aquello en lo que una vez creyeron…
También he creado este blog para quienes una vez soñaron y ahora no se lo permiten, para los que determinaron no volver a creer en ellos mismos, para los que desistieron de toda esperanza de seguir siendo fieles a su más pura esencia…
En definitiva, sueñes o no sueñes, te lo permitas o no, ya estás perdid@ porque ya estás aquí y te aseguro que no voy a soltarte…
Por supuesto, siempre serás libre de hacer con mis palabras lo que decidas pero, eso ya no es asunto mío.
Lo que sí considero de mi responsabilidad e incumbencia es hacer lo que siento, lo que me inspira, lo que me sale del alma y, te puedo asegurar que lo que me sale del alma, si me estás leyendo en estos momentos, también te incumbe a ti. Porque no es un error que estés aquí y tampoco lo es el que yo lo esté. esto lo tengo muy claro.
Sé que, en algún rincón de ti, aún sigues creyendo que es posible eso en lo que has estado pensando tanto últimamente. Sabes que ese es el motivo que te da fuerzas, que te energetiza, que te desarrolla. Con sólo pensar en ello, sonríes y sientes que eres capaz de cualquier cosa…
Aunque , a veces, también te dejas llevar por el miedo y el pesimismo y crees que no hay solución, que ya es tarde, que nunca podrás lograrlo… Lo sé. Pero, también sé que las paradas son necesarias para poder seguir caminando y que, al igual que una flecha o un león retroceden para poder avanzar con más fuerza, una persona que lucha por realizar aquello en lo que cree, también debe dudar, a veces… La duda nos recuerda lo humanos que somos y nos ayuda a luchar contra la arrogancia.
Quedas avisad@ entonces: si llegaste hasta aquí, te interesa lo que tengo que decirte y quiero que sepas, ante todo, que éste no es sólo un rincón para soñar, sino para convertir tus sueños en acción.
Eres únic@ y lo que puedes aportar al mundo también lo es. Si tienes un don y no haces algo para desarrollarlo y aportarnos, será exactamente igual que si no lo tuvieras y estarás malgastando aquella razón por la que estás aquí y ahora, respirando en este planeta y experimentando en esta existencia.
Recuerda: no sólo tienes el derecho a desarrollar lo que sabes hacer, tienes la obligación de aportar a los que te rodean aquello que sólo tú puedes hacer de esa manera que sabes…

Si has llegado hasta aquí, me estás leyendo y ya estás haciendo…